El helado es por excelencia uno de los postres favoritos de chicos y grandes; los hay de leche, agua o yogurt, con sabores tradicionales y extravagantes e incluso se ha vuelto un postre que puede estar hecho de otros postres. El mundo del helado es extenso y variado.

En México, el consumo promedio de este suculento manjar es de dos litros por año, y es debido a mitos tales como decir que engorda y que afecta la salud, por los cuales la mayoría de la persona dejan de lado sus increíbles beneficios.

Por lo que hoy te hablaremos de ellos para que lo comas sin culpa y disfrutes de todos los aportes que tiene para ti:

  • Una ración de helado hecho con una base láctea de leche o de yogurt, cubre aproximadamente 15% del calcio necesario a diario.
  • Los helados con base de leche tienen un valor nutritivo significativo por su alto contenido en proteínas y aminoácidos esenciales, por lo que lo hace un alimento completo para cualquier persona.
  • Las calorías que aporta son solo el 10% del total de calorías requeridas diariamente; es decir, no engorda si se come en porciones adecuadas.
  • El helado contiene triptófano, el cual aumenta los niveles de serotonina. Inhibiendo los síntomas de la depresión, calmando la agresividad e ira.
  • Si el sabor que eliges es vainilla o chocolate, tiene un efecto vigorizante y generas endorfinas que ayudan a que el estrés se reduzca al máximo.

Así que la próxima vez que alguien encuentre un pretexto para no comer un delicioso helado contigo, cuéntale todo lo que aprendiste hoy y disfruten de todas las vitaminas y minerales que tienen para ti.